lunes, 1 de febrero de 2010

Los sucesores de Aspe y Duarte

Para concluir esta larga serie, quiero mostrar la otra cara de la moneda, es decir la empresa del Sr. Duarte. Tuvo un destino diferente, por lo menos en sus relaciones con la familia de los Duques de Montpensier, que es lo que yo puedo conocer y estudiar en el Archivo. Los encargos son contados y las facturas expedidas me dejan muy poco margen para averiguar algo.

A partir de ésta que presento ahora, del año 1888, puedo saber que se ha deshecho la asociación con el Sr. Aspe y que ha fallecido D. José Duarte. Los propietarios son su viuda e hijos. Sigue en la calle Adriano, pero en los números 36 y 38, mientras que en la anterior estaba en el número 3.

Por lo demás es idéntica a la que ofrecí en la entrada correspondiente, del año 1869. Es una empresa que, como su mismo nombre indica, "La Agricultora", está especializada en los aperos de labranza fundamentalmente.



No hay mas rastros de esta empresa en el Archivo hasta que en 1903 encontramos ésta que conserva el nombre, "La Agricultora", pero que pertenece a D. Ricardo García Maraver, ingeniero industrial, como se titula y que es un signo de estos nuevos tiempos como vimos con D. Manuel Grosso. Su domicilio no está en Adriano (antiguo Baratillo) sino en las calles Crédito y Calatrava, formando esquina, al final de la calle de Jesús del Gran Poder.

Poco más se puede decir de la lectura de esta factura, salvo que el cliente pertenece a la siguiente generación de los Duques de Montpensier. En concreto es para D. Antonio de Orleans Borbón, su hijo, que ha recibido en herencia las propiedades de Sanlúcar de Barrameda, de donde se ha hecho el encargo.